Nos daremos de bruces con el futuro (también) en transformación digital*.

Entrada original publicada en borjacolon.blogspot.com

Los que me conocéis a nivel personal y profesional sabéis que no soy precisamente un cenizo, sino más bien todo lo contrario. Pero hoy quiero ponerme un poco más serio que de costumbre para hablaros del futuro. Y no me refiero al futuro en 5 o 10 años vista, sino al futuro que está la vuelta de la esquina, el futuro que empieza en 2021. 

Se ha discutido mucho estas últimas semanas sobre la supuesta ineficiencia del denominado “Estado de las Autonomías“, sobre el sistema de distribución de competencias constitucionalmente garantizado, y sobre el papel de las Comunidades Autónomas para gestionar materias tan complejas como la educación y/o la sanidad. Sin embargo, me llama la atención que nadie haya invocado todavía las competencias básicas del Estado para desarrollar e implementar una estrategia NACIONAL que unifique, de una vez por todas, las diferentes acciones llevadas acabo por los tres niveles de gobierno (estatal, autonómico y local) en una materia tan trascendental como es la Administración electrónica. 

Lamento deciros que esto no va SOLO de dinero (España Digital 2025) y de gente (Ofertas de Empleo Público), sino más bien de otro tipo de cuestiones que tienen que ver más con la motivación y el voluntarismo. Y no, no es que yo sea precisamente una persona especialmente inocente, soy perfectamente consciente de que hay muchísimos intereses en juego, pero debería haber quizá un interés superior por encima de todos los demás que nos hiciera recapacitar sobre este escenario tan descorazonador: o damos el salto definitivo hacia un Administración absolutamente Digital o nos daremos de bruces con el futuro. 
Porque si hay algo que tengo meridianamente claro es que si no somos capaces a nivel de país/Estado/nación de desarrollar un proyecto integral y sostenible de transformación digital en todo el territorio, estaremos abocados a ser muchísimo más vulnerables ante una amenaza de carácter global, sea del tipo que sea (además de bastante más ineficientes en términos de gestión) y no lo digo yo, que al fin y al cabo no soy nadie, sino Enrique Dans, que de esto ya sabe un rato. 

Es verdad, la cosa no tiene fácil solución, pero conozco a un buen puñado de personas que sabrían por dónde empezar. Yo mismo, si me lo permitís, voy a lanzar solo un par de propuestas que, por suerte o por desgracia, conozco de primera mano:
1ª) Instar a la Secretaría General de Administración Digital para que convoque lo antes posible a la Comisión Sectorial de Administración Electrónica de cara a abordar este enfoque holístico de transformación digital que tanto necesitamos. Sin ataduras, sin consignas territoriales, solo con voluntad de remar TODOS juntos. 
2ª) Dar mas voz a las Diputaciones provinciales como Administraciones públicas esenciales (además de ser las competentes) en el despliegue de un proyecto de estas características. Y para ello podéis fijaros, por ejemplo, en el movimiento #DipuPower que tienen las cosas muy claras en este sentido.
Probablemente frenemos esta segunda curva, casi seguro que llegue pronto una vacuna efectiva contra el Coronavirus, y estoy convencido de que superaremos esta tremenda crisis económica, pero lo que no tengo nada claro es que vayamos a aprovechar esta inmensa ventana de oportunidades para convertir a España en un país con un sector público avanzado digitalmente, independientemente de lo que digan los indicadores internacionales, o si vamos a ir más o menos rápido desplegando el 5G. Porque esa es otra, un poquito de humildad nos vendría bien a todos. Solo me faltó leer este lunes a Luis María Ansón (¿perdón?) diciendo que “En esa área vanguardista, clave del futuro, somos una primera potencia y es necesario resaltarlo así frente a los descalificados de turno, frente a los ignorantes que todo lo saben y sobre todo pontifican“. Así no vamos bien, y ojalá me equivoque. 
Un saludo y nos vamos leyendo. 
* El título de esta entrada reproduce casi literalmente un tuit que publiqué el pasado sábado comentando una noticia relativa al buen momento que vivimos ahora para opositar. Merece leer la opinión que sobre la misma ofrecía Francisco Longo también a través de Twitter.

Sin comentarios | Leído 17 veces
Puedes saltar al final y dejar una respuesta. Hacer ping no est? permitido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *